Compartir

Según el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se han mencionado 13 nombres, pero no hay acuerdo entre las partes.

El jefe de la ONU pidió a Marruecos y al Frente Polisario el viernes que acepten a su próximo candidato para el cargo de enviado especial de la ONU para la controvertida región del Sáhara Occidental después de rechazar a todos los candidatos anteriores.

El Frente Polisario lleva décadas luchando en Marruecos por la independencia del Sáhara Occidental, una región desértica que fue colonia española hasta 1975.

“Es imperativo tener un enviado para reanudar el diálogo político sobre el Sáhara Occidental”, dijo el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en una conferencia de prensa conjunta en Madrid con el primer ministro español, Pedro Sánchez.

“La dificultad es que ya hemos propuesto 13 nombres y aún no hemos llegado a un acuerdo entre las partes, lo cual es muy importante … porque el enviado tiene que trabajar con ellos para iniciar el diálogo político”.

Reanudar el diálogo sobre el conflicto de larga data también es crucial “para abordar las frustraciones existentes de una crisis de la que aún no hay salida”, dijo.

Aunque Guterres no identificó al candidato más joven, según fuentes diplomáticas de Naciones Unidas se trataba del ex enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura. Las mismas fuentes dijeron que su nombre fue aceptado por el Polisario pero rechazado por Marruecos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, pidió a Guterres en marzo que acelerara el proceso de nombramiento de un nuevo enviado especial para el Sáhara Occidental para cubrir la vacante de casi dos años.

El puesto ha estado vacante desde mayo de 2019, cuando el ex presidente federal Horst Kohler renunció oficialmente por razones de salud.

Marruecos controla el 80 por ciento del Sáhara Occidental, mientras que el resto, un área fronteriza con Mauritania que es casi en su totalidad tierra adentro, está administrada por el Frente Polisario y se conoce como República Árabe Democrática del Sahara.

Rabat ha ofrecido autonomía al vasto territorio, pero afirma que es parte del Reino de Marruecos.

Después de 16 años de guerra, Rabat y el Polisario firmaron un alto el fuego en 1991, pero se pospuso un referéndum de autodeterminación respaldado por Naciones Unidas.

El Sáhara Occidental está designado por las Naciones Unidas como una “zona sin autogobierno”, cuya población “aún no ha alcanzado un nivel completo de autogobierno”.

Las hostilidades se reanudaron en noviembre cuando el Polisario, respaldado por Argelia, declaró el cese del fuego después de que Marruecos envió tropas a una zona de amortiguación patrullada por la ONU para reabrir una carretera importante.

.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here