Compartir

Cada año, decenas de miles de etíopes comienzan la peligrosa migración de 2.000 kilómetros desde su tierra natal a Arabia Saudita, cruzando montañas, desiertos, el Mar Rojo e incluso una zona de guerra.

Algunos de estos migrantes describen cómo están expuestos a robos, extorsiones y hambrunas en temperaturas que rondan los 50 grados centígrados.

Muchos mueren en el camino, mientras que otros se quedan cortos y mendigan en la calle.

MPN NEWS Africa Eye te trae la historia de algunos de los que lo arriesgan todo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here